Diseño de restaurantes

D3 puede ayudarte a desarrollar tu proyecto de diseño de restaurante, dentro del ámbito de la arquitectura. Definición, diseño y gestión de ejecución material, desde la conceptualización del espacio e imagen, su traslación sobre planos (Proyecto técnico), hasta la propia construcción de la obra. Nuestro punto fuerte en diseño de restaurantes: la conceptualización el espacio y su funcionalidad: Creación de nueva imagen, máster para franquicias o para un espacio único, bajo la premisa fundamental que nos aporta el conocimiento de la casuística de la restauración, convirtiendo el espacio, en un entorno bello y funcional, ante todo.

El oficio culinario es un arte, aromas, formas, colores, gusto, deleite humano para los sentidos es disfrutar de una buena comida. El diseño del restaurante debe realzar ese deleite. Cada plato, cada creación, se merece un ambiente que motive al comensal a disfrutar de lo que se le ofrece en la mesa. Nuestra forma de entender la arquitectura, a través de los sentidos. Búsqueda intencionada de crear espacios adecuados a los nuevos usos de la sociedad. No hablamos de espacios, sino de ambientes, algo más “psíquico” creado a partir de sensaciones que se materializan. Reinterpretaciones claramente intencionadas, espacios que pierden su carácter meramente físico, traspasan la frontera de lo tangible y, se convierten en entornos globales, cargados de sensaciones, conocimiento, de reflexión y coherencia.

Nuestra metodología, Investigación + Creación + Materialización Es nuestra forma de trabajar. Metodología propia de definición y gestión de proyectos, basada en la investigación como punto de partida para buscar la esencia del proyecto, la personalización para nuestro cliente, y sobre todo, herramientas de gestión organizativa que nos permitirán coordinar las obras manejando las tres variables fundamentales, optimización coste, cumplimiento de los tiempos previstos y alcance de la calidad que nos llevará al éxito del proyecto. Y, lo más importante, el apoyo a nuestro cliente. Nos convertimos en “socios” de nuestros clientes, con los mismos objetivos. El fin del proyecto se consigue con la satisfacción de un proyecto bien hecho.